Titular: texto más importante que debe llamar la atención Imagen principal: llamativa, agradable de buen tamaño y calidad. Muchas gracias por la info. El texto publicitario es una forma de comunicación en la que predomina la apelación al receptor. Este sitio está diseñado acerca de los textos publicitarios y mediante tu visita podrás informarte en cuanto a sus funciones, estructura y clasificación, además encontrarás divertidos ejemplos acompañados de recomendaciones para que puedas crear tu propio aviso publicitario. Un texto publicitario tiene una estructura más o menos puntual. El aviso publicitario emplea un código atractivo e Texto colocado en una parte bien visible del anuncio (generalmente suele ir en la parte superior o central). Conozcamos la Estructura del Aviso Publicitario. Concisa la estructura de un aviso publicitario.Felicitaciones. Además de tener en cuenta cada uno de estos elementos, para elaborar un buen texto publicitario tienes que seguir los siguientes pasos: innovador que suele estar constituido por los siguientes elementos: Conozcamos la Estructura del Aviso Publicitario, Clasificación de los Avisos Publicitarios. Bienvenidos a nuestro blog. Es decir, todos los avisos impresos de publicidad presentan una organización similar, basada en cuatro elementos: el titular, la imagen, el eslogan o texto corto y el texto. Me gusto, porque es breve y es lo que estaba buscando. Copy: breve texto publicitario que llama a la acción. Su finalidad es la venta de objetos y servicios, pero, en esencia y sus resultados, vas más allá de la actividad comercial: difunde valores ideológicos y sociales, y contribuye a crear la llamada "cultura de masa". Por regla general, el anuncio publicitario impreso presenta una estructura de cuatro elementos: 1.- Titular o encabezamiento. El aviso publicitario emplea un código atractivo e innovador que suele estar constituido por los siguientes elementos: - Titular: Texto que tiene el objetivo es captar la atención del consumidor al mismo tiempo que identifica el producto. Generalmente, la estructura de un texto publicitario consta de un titular, una ilustración o imagen, el cuerpo de texto y, finalmente, elementos alusivos a la marca, principalmente el logotipo.