¿Cuántas personas se han vuelto amargadas por un desaire real o imaginario, o han culpado al Señor por causa de alguna tragedia personal? ¿No es acaso tan razonable creer que lo que hemos recibido aquí en la tierra nos fue dado de acuerdo con nuestros méritos de conducta antes de venir a ella?” (”Understanding Who We Are Brings Self-Respect”, Ensign, enero de 1974, pág. Pero cuando supo que Tamar estaba encinta, se mostró tan irritado que ordenó que la ejecutaran. Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los madianitas lo sacan de la cisterna (37:28) pero fue vendido a los ismaelitas (37:27-28). Un día su padre le regaló una túnica de colores como para un noble y sus hermanos le aborrecieron, no le podían hablar de manera pacífica. Lo que los hermanos le hacen a José se puede separar en dos historias. Del mismo modo, la vida y misión de José tipifican la vida y misión de Jesús. Estas profecías evidentemente estaban en las planchas de bronce que tenía Lehi, pero se han perdido de nuestra Biblia. Jacob también bendijo a los dos hijos de José con las bendiciones de su padre, las cuales ellos heredaron, y colocó a Efraín, el menor, adelante de Manasés, el mayor, y por inspiración del Señor confirió sobre Efraín la primogenitura en Israel.” (Smith, Doctrina de Salvación, tomo III, pág. ¿Qué significa eso? Esto parece indicar una tierra muy distante de Palestina.” (Orson Pratt, Journal of Discourses, 14:9.). José comenzó su misión de preparar la salvación de Israel, a la edad de treinta años, tal como Jesús al inciar su ministerio de preparar la salvación del mundo (véase Génesis 41:46; Lucas 3:23). Ellos le ayudarán en la lectura y estudio de Génesis 37-50. Pudo haber argumentado que no solamente Rubén había perdido el derecho, sino que también Simeón y Leví por causa de la masacre de los siquemitas (véase Génesis 34). La palabra traducida como “malos” en realidad significa “llenos de pesar o dificultades”. Fue revelado a José Smith que Siloh es el Mesías. En segundo lugar, sus vástagos se extenderían sobre el muro. Él era el que le decía a su padre lo malo que hacían sus hermanos (v 2), su padre lo amaba más que a sus hermanos (v 3) y su padre le hizo una túnica (v 3). Anterior: Siguiente > En Génesis 37 comienza la historia de José. Contando el tiempo que sirvió a Potifar y el tiempo que estuvo en la cárcel, permaneció cautivo trece años. A diferencia de su padre, su abuelo y su bisabuelo (Jacob, Isaac y Abraham), Judá no se preocupaba por el casamiento con cananeos. Después, Judá les dice que lo vendan (37:26-27). (Véase Génesis 42:35; Juan 6:48-57; 2 Nefi 9:50.). Lleve a cabo las asignaciones del Resumen Analítico, según lo indique su maestro. El presidente Harold B. Lee hizo esta observación: “ ‘Cuando el Altísimo hizo heredar a las naciones, cuando hizo dividir a los hijos de los hombres, estableciólos límites de los pueblos según el número de los hijos de Israel.’ (Deuteronomio 32:8.). (Los alumnos del Curso de estudio individual supervisado deben completar toda esta sección. La historia se conoce bien y muchos han escrito sobre lo parecido entre las vidas de José y Jesucristo: Amados por su padre (Gén 37:3a; Mat 3:17b), Le odiaban y le tenían envidia (Gén 37:4; Mar 15:10; Juan 15:25b), Una raíz de tierra seca (Gén 37:3b; Isa 53:2a), Profetizó que gobernaría (Gén 37:7; Mat 26:64b), Enviado por el padre para ayudar a los hermanos (Gén 37:14a; Lucas 20:13b), Obedeció hasta encontrarlos Gén 37:17b; Heb 10:9b; Juan 1:11a), Rechazado y condenado a muerte (Gén 37:18b; Lucas 19:14b; 23:21), Fue vendido a gentiles (Gén 37:28b; Mat 26:15b), Fue levantado (Gen. 37:28a; 1 Cor. Al preparar el ensayo, considere lo siguiente: “José demostró categóricamente por qué era favorecido por el Señor, o, como dicen las Escrituras, por qué ‘Jehová estaba con José, y fue varón próspero’ (Génesis 39). Generosamente se ofreció para interpretar los sueños de sus dos compañeros de prisión, indicándoles que su conocimiento venía de Dios (véase Génesis 40:8). Es posible que Onán, quien en virtud de la muerte de su hermano mayor hubiera sido el heredero de Judá, rehusara levantar simiente a través de Tamar, porque entonces la herencia habría quedado en la familia del hermano fallecido y no en la suya. Algún día, todos doblarán la rodilla delante de Jesucristo. Finalmente, la verdad de que si fallamos en honrar las promesas que hacemos a menudo nos acarrearemos mayores dificultades queda claramente expuesta. Aunque Lehi y Nefi eran descendientes de Manasés (hijo de José; Alma 10:3), Nefi solo menciona a José en sus registro (1 Nefi 5:14; 2 Nefi 3). Los reyes David, Salomón y Roboam son tan sólo tres de los reyes que salieron del linaje de Judá. (Véase Génesis 37:28; Mateo 27:3; Exodo 21:32; Levítico 27:5.). Era costumbre en aquellos tiempos conferir sobre el hijo primogénito privilegios y bendiciones especiales, y se consideraba que éstos le pertenecían por derecho de nacimiento. Esta profecía concerniente a Siloh ha sido tema de varias interpretaciones rabínicas y cristianas y objeto de considerable controversia. “Supongo que Jacob vio esta tierra, así como Moisés, y la designa como tierra lejana; “el término” (de los collados eternos) significa una tierra distante. Es un mensaje que, si es leído y tenido en honor, se tornará en ancla en los días tormentosos, en nuestra fuente de ánimo en los días sin sol. 236.). Habían pasado más de dos décadas, pero las revelaciones del Señor ahora se habían cumplido. ), “Así dice el Señor: Levantaré a un vidente escogido”. En lugar de que mezclar las historias para sacarle sentido es más mejor reconocer que este relato viene de la combinación de dos tradiciones distintos. La historia del Antiguo Testamento enseña que esta promesa ciertamente se cumplió. Este pasaje debe ser estudiado y comparado con las bendiciones originales dadas por Jacob y que se encuentran en Génesis 49. ), José proporcionó pan a Israel y salvó de la muerte a ese pueblo, sin pedir nada a cambio. Además de este conocimiento divino, muchos de ellos vivieron en situaciones especiales o hicieron algo en particular que los convirtió en símbolos de aquello que sucedería en la vida de quien es nuestro Señor”. Los hermanos de José y su padre, Jacob, se reúnen con él en Egipto para escapar del hambre, José es llevado a Egipto para ser vendido como esclavo. ¡Y cuán significativo es ese detalle! En su intento de destruir a José, sus hermanos en realidad dieron lugar a las condiciones que acarrearían la salvación temporal de ellos muchos años después, es decir, que José, por haber sido vendido, se tornaría en su salvador. Cada uno de los hermanos que se mencionan a continuación pudo fácilmente haber pensado que tenía derecho a la primogenitura. (Véase Génesis 41:43; D. y C. Dio el siguiente paso lógico al expresar: “¿Cómo, pues, haría yo este grande mal, y pecaría contra Dios?” (Génesis 39:9.). Rubén detiene a sus hermanos de matar a José diciéndoles que lo echaran en una cisterna (37:21-22). También lo bendijo con las bendiciones de los cielos de arriba, del abismo que está abajo y de posteridad (Génesis 49:22-26). (Véase Génesis 37:26-27; Mateo 27:3. El cumplimiento de las bendiciones prometidas depende del que las recibe. 71. El relato da a entender que aceptaron ambas propuestas, pero se sorprende Rubén cuando regresa a la cisterna y no halla a José ahí (37:29-30). José continuó siendo recto y fiel. 32), probablemente después que se había reunido con José en Egipto, profetizó que, como un resto de la túnica había sido conservado sin estropearse, así también un resto de la simiente de José sería preservado (véase Alma 46:24). “José, hijo de Jacob, por motivo de su fidelidad e integridad a los propósitos del Señor, fue recompensado con la primogenitura en Israel. La historia no nos aclara cuánto tiempo sirvió a Potifar antes de ser encarcelado, pero el hecho de que había llegado a ser mayordomo de la prisión implica que pasó cierto tiempo antes que el copero y panadero llegaran a reunirse con él. Su confianza estaba puesta en el Señor, y su lealtad era para el Señor. Como era el segundo hijo de Lea y el que seguía a Rubén, pudo haber supuesto que la primogenitura le correspondería, al perderla Rubén. Esta tierna escena, en la cual José finalmente se dio a conocer a sus hermanos, demuestra la naturaleza de su carácter, tan semejante al de Cristo. Es significativo que Judá, quien había sugerido la venta de José (véase Génesis 37:26-27), haya sido el que se mostró deseoso de hacerse responsable por Benjamín. Él era el que le decía a su padre lo malo que hacían sus hermanos (v 2), su padre lo amaba más que a sus hermanos (v 3) y su padre le hizo una túnica (v 3). Así el texto da la razón por la que sus hermanos le tenían envidia (v 11). Además de eso, les contó a sus hermanos y su padre de sus sueños de gobernar sobre ellos (vv 5-9). Primero, él llegaría a ser padre de una multitud de naciones, y es fácil entender lo que esto significa. La naturaleza sagrada de la bendición patriarcal debe, necesariamente, impeler a todos los patriarcas a solicitar afanosamente la guía divina en el momento de pronunciar sus declaraciones proféticas y extrema sabiduría para dar las advertencias y amonestaciones’.” (Mormón Doctrine, pág. Lleve a cabo las asignaciones del Resumen Analítico, según lo indique su maestro. Todo, no importa cuán lamentable, se torna en victoria para el Señor. Cuán fácil le hubiera resultado darse por vencido y decir “¿de qué aprovecha intentar servir a Dios si todo lo que hace es castigarme?” Mas no hubo ningún indicio de amargura, ni intento de culpar al Señor. La frase “capitán de la guardia” viene de una frase hebrea que literalmente significa “jefe de los carniceros o matarifes”. El propósito de esta pequeña composición no es resumir la historia de José sino de mostrar en qué forma se puede aplicar a nuestra vida hoy en día. (Deuteronomio 32:9.). Cuando José finalmente ascendió a su importante cargo en Egipto, todos se inclinaron ante él. “Ahora bien, esto fue lo que dijo a los hijos de Israel antes de que llegaran a la ‘tierra prometida’: “Luego tened presente el siguiente versículo: ‘Porque la porción de Jehová es su pueblo; Jacob la heredad que le tocó’. Pero su semejanza con Cristo es mucho más profunda. Perdonó sin amargura, amó aun cuando ese amor era inmerecido y supo reconocer la mano del Señor en todo lo que había sucedido. ¿Mostrarían ahora la misma falta de interés por Benjamín? A pesar de sentirse condenado a pasar su vida en la prisión, seguía confiado en el Señor. Las antiguas costumbres del Medio Oriente establecían que el hermano del esposo difunto tenía que casarse con la viuda. Por motivo de que Potifar tenía gran autoridad dada por Faraón y posiblemente era jefe del cuerpo de verdugos (véase el encabezamiento 8-5), es extraño que José solamente haya sido encarcelado y no ejecutado. El se casó con Tamar para cubrir las apariencias, pero rehusó permitir que tuviera hijos. Una vez que haya sido recibida, la bendición patriarcal debe ser leída, una y otra vez, con el propósito de comprender su significado. José es vendido a los madianitas en Dotán. José era un adolescente cuando sus hermanos lo habían visto por última vez, y cuando lo volvieron a ver era ya un hombre maduro. 88:104. Habían pasado veintidós años desde que los hijos de Jacob habían visto por última vez a José —trece años de esclavitud y prisión para José, más siete años de abundancia y dos de hambre (véase Génesis 45:11)— antes de que se vieran forzados a ir a Egipto en busca de granos. Los campos obligatorios están marcados con *. De la misma manera que se dan las bendiciones por medio de la inspiración del Señor, así también su significado será aclarado mediante el mismo poder. ), “Hay varios puntos que debemos comprender en esta profecía. Cualquiera que haya sido el caso, la mano del Señor ciertamente salvó a José de lo que de otro modo hubiera sido una muerte segura. La familia de Jacob se traslada a Egipto. Con típica honestidad, el Antiguo Testamento incluye el relato sórdido de la relación incestuosa entre Judá y su nuera. José estuvo en prisión durante dos años después de haber interpretado los sueños del copero y del panadero (véase Génesis 41:1). 179-80.) Del mismo modo, si Judá hubiera sido fiel a las leyes morales, no habría pecado con Tamar. “Parece bien claro, entonces, que los descendientes de Jacob, quien más tarde fue llamado Israel, y su posteridad, quienes se conocen como los hijos de Israel, nacieron del linaje más ilustre entre los que vinieron a la tierra como seres mortales. Si ese principio fuera expresado negativamente, diría: “Cuando pecáis contra vuestros semejantes, sólo estáis pecando contra vuestro Dios”. “La Primera Presidencia (David O. McKay, Stephen L. Richards, J. Reuben Clark, hijo), en una carta dirigida a todos los presidentes de estaca, con fecha 28 de junio de 1957, dio la siguiente definición y explicación: ‘Las bendiciones patriarcales contienen una declaración inspirada del linaje de la persona que la recibe y también, si así lo indica el Espíritu, una declaración inspirada y profética de la misión de la vida del recipiente, junto con las bendiciones, advertencias y amonestaciones que el patriarca pueda ser impulsado a darle para ayudarle en el logro de tal mis ion, siempre aclarándose que el cumplimiento de todas las bendiciones prometidas está condicionado con la fidelidad de la persona al evangelio de nuestro Señor, cuyo siervo es el patriarca. Tal vez haya quienes duden acerca de estas suposiciones, pero al mismo tiempo aceptan sin duda alguna la creencia de que cada uno de nosotros será juzgado al salir de esta tierra, de acuerdo con sus hechos en esta vida. José entendía perfectamente este principio, y respondió a la esposa de Potifar señalando que sería terrible aprovecharse de su amo en esa forma. (8-28) Escriba un ensayo o una composición corta acerca del tema “José en Egipto: Un modelo de rectitud”. Rubén, el primero de los hijos de Jacob, perdió la primogenitura por causa de transgresión, y se confirió sobre José, el más digno de todos los hijos de Jacob (1 Cr. En verdad, llegan a su más alto valor cuando las empleamos como ideales, posibilidades específicas por las que podemos esforzarnos durante toda la vida. Cuando la presión llegó al máximo, el cambio producido en el corazón de Judá se manifestó completamente (véase Génesis 44:33). Hasta su padre le reprendió, diciendo: “¿Qué sueño es este que soñaste? 448.). ), Hay algunas dudas en cuanto a qué era en realidad la túnica de José. Por este significado algunos eruditos han considerado que era el principal cocinero o mayordomo en la casa de Faraón, pero otros creen que carnicero o matarife significan, en este caso, verdugo. Ciertamente José es digno de imitarse. “Creo que ésta es la lección más grande que la juventud de Sión puede aprender: hacer lo recto por amor al Señor. (Se refiere el alumno a 2 Nefi 3:5-17.). Parece haber varias razones para incluirla en las Escrituras. El vocablo hebreo significa “una túnica larga, con mangas…una túnica que cubría hasta los puños y los tobillos, semejante a las que usaban los nobles y las hijas de los reyes.” (Keil y Delitzsch, Commentary, 1:1:335; compare con 2 Samuel 13:18, donde se indica que las hijas del rey David usaban vestidos semejantes.) 558.). En ellos dice que Moisés sería levantado para librar a los hijos de Israel del cautiverio de Egipto. La importancia del estudio del Antiguo Testamento. Aunque había perdido el derecho a la bendición (véase el encabezamiento 7-28), tal vez no aceptaba la realidad de ese hecho. Varias deidades egipcias eran representadas en forma de ganado, especialmente de vacas. 11:26). El resultado negativo de este casamiento fuera del convenio se demuestra claramente en este capítulo. “Tal bendición, dada en el espíritu de amor paternal, y sellada sobre nosotros por la autoridad del sacerdocio, se convierte en poder en nuestra vida, un consuelo para nuestros días. En segundo lugar, el relato menciona el linaje de Judá, por medio del cual vendría el Mesías (véase Mateo 1:3; Lucas 3:33). (Los alumnos del Curso de estudio individual supervisado deben completar toda esta sección.) Si alguien tenía motivo para sentir desánimo y amargura, esa persona era José, pero nunca titubeó en su fe. Este acto fue “una semejanza de Dios y de su Hijo Unigénito” (Jacob 4:5). Tales bendiciones son guardadas en un registro y, en general, una sola bendición basta para la vida de cada individuo. Las bendiciones patriarcales pueden ser dadas por los patriarcas naturales, esto es, por los padres en Israel que gozan de las bendiciones del orden patriarcal, o pueden ser dadas por patriarcas ordenados, hermanos especialmente seleccionados que son llamados para bendecir a los miembros de la Iglesia que son dignos de recibirlas. Pero, aunque la explicación de las vacas gordas y flacas que salían del Nilo era sencilla, es el ‘destino de la sabiduría de este mundo, que, donde baste, es compelida a enmudecer. Mediante revelación José Smith restauró las Escrituras perdidas añadiendo trece versículos entre Génesis 50:24 y 25 de la Biblia actual. La tierra de América es señalada específicamente por el Señor como la tierra reservada para “un resto de la casa de José” (3 Nefi 15:12). Si en verdad esta túnica indicaba que José tenía la primogenitura, lo que tal vez estuvo en duda entre los hermanos, porque había cuatro primogénitos en la familia de Jacob, ese hecho explicaría la hostilidad y los celos que la túnica provocó entre los otros hijos de Jacob. 15:4b), Se hizo siervo (Gén 39:1-2; Lucas 22:27b; Filip 2:7b), Resistió la tentación (Gén 39:7-12; Heb 4:15b; 7:26), Acusado falsamente (Gén 39:17-18; Mat 26:60b, 61a), Hallado entre transgresores (Gén 39:20a; Lucas 23:33), Prometió liberación a un hombre condenado (Gén 40:13; Lucas 23:43b), Predijo el futuro (Gén 41:13a; Juan 13:19), Ascendido a honor, gloria y recibió un nuevo nombre (Gén 41:41, 45ª; Filip 2:9), Todo se arrodillan ante él (Gen. 41:43b; Filip 2:10a), Dio para todos con necesidad (Gén 41:57a; Juan 6:35a), Los suyos no lo reconocieron (Gén 42:8; Juan 1:11; 2 Cor 3:14a), Se perturbaron al verlo (Gén 45:5a; Zac 12:10b), Dejó que sufrieran por un tiempo (Gen. 42:6-44:34; Jer 30:7b; Mat 24:21a), Revelación y reconciliación (Gén 45:3b-9; Rom. El élder John A. Widtsoe escribió lo siguiente con relación a las bendiciones patriarcales: “Estas bendiciones son posibilidades basadas en la fiel devoción a la causa de la verdad y deben ser ganadas. Bendita del Señor sea esta tierra por las cosas preciosas de los cielos, más preciosas que la plenitud de la tierra, más preciosas que el fruto de sus distintas regiones, más preciosas que el grano y que el oro y la plata que encierra. Judá, cabeza de la tribu de Judá, propuso la venta de José. “Cuando Jacob bendijo a José, le otorgó una porción o herencia doble entre sus hermanos en Palestina, y también la bendición de la tierra de Sión, el término de los collados eternos’. (8-2) Génesis 37:3. 20).” (Keil y Delitzsch, Commentary, 1:1:349. Este sitio usa Akismet para reducir el spam. La túnica tal vez haya sido de diferentes colores, pero su significado parece haber sido mucho más que su colorido y belleza. ¿Cómo puede un Santo de los Ultimos Días imitar el ejemplo de José en su vida diaria? Aun siendo fiel y manteniéndose leal a los principios de rectitud, José fue acusado falsamente y arrojado en prisión. José fue rechazado por sus hermanos, los israelitas, tal como lo fue Jesucristo (véase Génesis 37:4; Juan 1:11; Isaías 53:3; 1 Nefi 19:13-14). José parece haber hecho siempre lo que era correcto; pero, más importante que eso, lo hizo por la razón debida. Política de privacidad de los Biblicomentarios, Suscríbete al boletín de los Biblicomentarios, Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios, El compañero de Pablo de Tarso que abandonó la misión por amor al mundo, El naufragio de Pablo de Tarso (Hechos 27:39-44), Las hijas de Lot y el origen de los moabitas, El apóstol Pedro era casado, de acuerdo con la Biblia. Gad. Guarda mi nombre, correo electrónico y web en este navegador para la próxima vez que comente. Los sueños de José (véase Génesis 37:5-11), que claramente indicaban su futuro llamamiento como líder, sirvieron para aumentar el resentimiento de los otros hermanos hacia él. José fue vendido por sus hermanos a manos de gentiles, igual que Cristo fue (véase Génesis 37:25-27; Mateo 20:19). Como herederos de las bendiciones de Jacob, es privilegio de sus descendientes recibir sus propias bendiciones patriarcales y, mediante la fe, ser bendecidos de la misma manera que los antiguos. ¿Por qué no sabía Rubén que lo iban a vender? Cualquiera que fuera la razón, José respetaba la costumbre de los egipcios, y por lo tanto, los hebreos comían por separado. Génesis 37: Breve resumen y comentario Lean primero Génesis 37 Aunque todos conocemos a José como héroe, y ciertamente lo fue, su juventud se presenta de otra manera. Las personas así no pueden ser vencidas porque no se dan por vencidas.” (Hartman Rector, hijo, “Live above the Law to Be Free”, Ensign, enero de 1973, pág. Puesto que su madre, Bihla, era considerada propiedad de Raquel, pudo haber argumentado que era él el primogénito de Raquel, y no José, y, por lo tanto, habría tenido el derecho de recibir la bendición perdida por Rubén. (Véase Keil y Delitzsch, Commentary, 1:1:362; Clarke, Bible Commentary, 1:245; confrontar con Génesis 43:34.). En eso parece haber evidencia de arrepentimiento sincero de parte de los hermanos, y la estratagema de José les permitió demostrar este arrepentimiento. 82.). Judá. El élder Bruce R. McConkie enseña que todos los profetas son símbolos de Cristo: “Un profeta es aquel que tiene el testimonio de Jesucristo, que sabe, por las revelaciones del Espíritu Santo a su alma, que Jesucristo es el Hijo de Dios. El precio cobrado por la venta de José, veinte piezas de plata, es el mismo precio señalado posteriormente en la ley de Moisés por un esclavo de cinco a veinte años de edad (véase Levítico 27:5). En Deuteronomio 33:6-29, Moisés volvió a mencionar las bendiciones dadas a cada tribu. Las cosas preciosas de los cielos reveladas al pueblo de José sobre esta tierra que les fue dada hasta el término de los collados eternos.” (Orson Pratt, Journal of Discourses, 18:167-68. ), En el capítulo 3 de 2 Nefi, el profeta Lehi le habla a su hijo José concerniente a las grandes profecías de su progenitor, José, que fue vendido a los egipcios. ¿Pudo ser que Potifar, conociendo el carácter de José y el de su propia esposa, sospechara la verdad y, al verse obligado por las circunstancias a tomar medidas disciplinarias, dio a José un castigo más clemente? 33. Copyright © 2018 Mormonismo Biblico. La reacción de José ante las insinuaciones de la esposa de Potifar muestra su gran rectitud personal. Adicionalmente, hay confusión en a quién fue vendido José. “Y los madianitas lo vendieron en Egipto”, “Turbado por los sueños, Faraón mandó buscar a los escribas y sabios de Egipto para hacerlos interpretar…[los magos eran] hombres de la casta sacerdotal que se ocupaban de las ciencias y artes sagradas de los egipcios, de los escritos (jeroglíficos), de la astrología, de la interpretación de sueños, de la predicción de hechos futuros, de la magia y los sortilegios y eran considerados como poseedores de artes secretas…y los sabios de la nación. Por lo tanto, Potifar era el “oficial comandante de la guardia real, el que llevaba a cabo las ejecuciones ordenadas por el rey” (Keil y Delitzsch, Commentary, 1:1:338). ¿Acaso vendremos yo, y tu madre y tus hermanos a inclinarnos ante ti en tierra?” (v 10). A menos que vuestros motivos estén afianzados en el firme cimiento del amor al Señor, no podréis contener la avalancha del mal.” (Hartman Rector, hijo, “Live above the Law to Be Free”, Ensign, enero de 1973, pág. No tuvo escrúpulos al enviar a su casa a Tamar sin cumplir con las promesas que le había hecho, ni en tener amoríos con una ramera a orillas del camino. “Esta habilidad de convertir todo en algo bueno parece ser una característica divina. Las palabras de este versículo concuerdan plenamente con el mensaje de Génesis 37:7, 9. De manera que es probable que haya estado en la cárcel por lo menos tres años, y tal vez algunos más. All Rights Reserved. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios. Comentarios de la Biblia y las escrituras de los Últimos Días, Tu dirección de correo electrónico no será publicada. La vaca era el símbolo de Isis, la diosa de la tierra, y en los jeroglíficos representaba a la tierra, la agricultura y el alimento; y el Nilo, mediante sus inundaciones, fertilizaba la tierra. Otra lección que se demuestra aquí es que el linaje no determina la rectitud del individuo. Aunque todos conocemos a José como héroe, y ciertamente lo fue, su juventud se presenta de otra manera. Dan. Todo el que tenga un padre que pueda bendecirlo debería pedir y recibir una bendición de padre, siempre que la necesite. Era el primogénito de Zilpa y fácilmente pudo haber pensado que era él quien debía haber recibido la bendición en lugar de Rubén. Bajo la dirección de Moisés, esta costumbre pasó a ser ley (véase Deuteronomio 25:5-10). Cristo fue vendido por treinta piezas de plata, que era el precio correspondiente a un esclavo de su edad. De otro modo no son más que palabras vacías. Si Judá hubiera guardado fielmente su promesa a Tamar, la seducción no habría ocurrido. Ciertos líderes de la época de Jesucristo lo entregaron a los romanos. En el Libro de Mormón, Nefi también estructuró su historia siguiendo la vida de José: A Nefi también se le dio a entender que gobernaría sobre sus hermanos (1 Ne 2:22; Gén 37:5-8), Sus hermanos lo amarran y lo dejan para las bestias (1 Ne 7:16; Gén 37:20, 33), Es librado y salva a su familia de la hambruna (1 Ne 16:17-32), Se inclinan ante él (1 Ne 7:20; 17:55; Gén 44:14), Habla de las canas de sus padres (1 Ne 18:18; Gén 42:38; 44:29, 31). ¿En qué forma puede aplicar a su vida las grandes verdades que contiene la bendición a la que tiene derecho para ayudarle a desarrollar al máximo y servir mejor al Señor? José, aunque esclavo y enteramente inmerecedor de ese destino, se conservó fiel al Señor y continuó obedeciendo los mandamientos, y convirtió en algo muy bueno sus circunstancias degradantes. Tal como dijo Nefi, todas las cosas desde el principio del mundo fueron dadas para simbolizar a Cristo (véase 2 Nefi 11:4; Moisés 6:63). Era el primero de todos los hijos de Jacob. Los esclavos acusados de intentar violar a la esposa de su amo habrían recibido el castigo más severo, pero José solamente fue encarcelado. Si recordamos la huida de Jacob a Harán para escapar de la ira de Esaú, sus años de servicio a Labán, sus esposas y las contenciones entre ellas, su peregrinaje a la tierra de Canaán, la muerte de Raquel y los años de duelo por la pérdida de José, podremos entender mejor la razón por la que Jacob dijo que sus días fueron llenos de dificultades y pesar. Muchos suponen que los magos de Egipto no fueron capaces de comprender los sueños de Faraón, y, sin embargo, hasta cierto punto, es sorprendente que estos magos no hayan presentado alguna clase de explicación lógica usando su bien conocido simbolismo. 130.). Moroni nos dice, en el Libro de Mormón, que cuando Jacob recibió un trozo de “la túnica de muchos colores” (vers. De este modo, cuando Judá no quiso guardar su promesa de enviarle al hijo menor, Tamar recurrió al engaño a fin de poder concebir y obtener todo lo que por derecho le pertenecía. José es hecho por Jacob líder y supervisor de entre sus hermanos, quienes llevan una conducta ruda y desordenada y sienten celos de la predilección de su padre Jacob por José. Un reconocido erudito sugiere que era “una túnica que llegaba a las palmas de las manos y a la suela de las sandalias; la túnica, larga, con mangas, usada por los jóvenes y doncellas de las mejores clases; en el caso de José, supone Bush…era el símbolo de la primogenitura que había sido perdida por Rubén y que le había sido transferida a él”. El Rey de Reyes, Jesucristo, mencionado aquí como Siloh, también vino por este linaje. Además, toda persona digna en la Iglesia que llene los requisitos para recibir una bendición patriarcal de manos de un patriarca ordenado puede solicitarla. La simiente de José llegó a América cuando Lehi y su familia dejaron el Mediterráneo y se dirigieron al continente americano. Como descendiente de Israel, usted se enfrenta a los mismos desafíos de la vida que ellos. Había sido vendido como esclavo a los diecisiete años (véase Génesis 37:2) y tenía treinta años cuando llegó a ser gobernador de Egipto (véase Génesis 41:46). Y aunque José se hubiera parecido mucho al José de la juventud, ¿quién iba a creer que el hermano que había sido vendido como esclavo a una caravana de árabes hubiera podido llegar a ser el hombre más poderoso en Egipto, después de Faraón?