¿Por qué colaborar?

Cómo colaborar | Testimonios

Testimonios

RESTITUTO MAEZTU Y CARMEN ESPARZA

“El primer alumno matriculado en rabia fue nuestro hijo José Luis allá por el año 1964. Después, cuatro hijos más y seis nietos también han estudiado y estudian en el Colegio. Como éramos una familia numerosa y no llegábamos bien a final de mes el Patronato Irabia nos ayudó a cubrir el coste que a nosotros nos resultaba imposible.

Posteriormente Carmen trabajó lgunos años como responsable del servicio de limpieza del Colegio y yo dedicaba parte de mi tiempo libre a buscar ayudas para otras familias del Centro y ayudar desinteresadamente en la Administración de la Fundación Irabia. Incluso uno de nuestros hijos, Víctor, cobraba los recibos del Patronato que se pagaban en mano.

Irabia ha sido, es y será siempre un trozo de nuestro corazón. Tanto Carmen como yo –y estoy seguro que muchos de mis hijos-, rezamos por Irabia y por su labor todos los días: esta es la mejor muestra de agradecimiento que podemos aportar”.

 

JUANJO ECHARRI. CENTRO MÉDICO MONKOLE

“Hace más de veinticinco años que llegué desde Pamplona para trabajar como médico en el Congo. En estos años he sido testigo del impulso de algunas iniciativas educativas, sociales y asistenciales, que realiza la Fundación Irabia en este país. En nombre de tantas familias africanas que se están beneficiando, agradezco la ayuda de la fundación y de cuantas personas colaboran con sus fines”. [Ver una presentación de lo que hacemos en Monkole]

 

 

FAMILIA ESPARZA NAVARRO

“Para nosotros, lo más valioso es la atención personal que el olegio presta a cada alumno y su familia.

En Irabia nos hemos encontrado los valores de siempre enseñados y vividos con sencillez”.

 

 

 

MIKEL ELÍA. DIRECTOR DEL COLEGIO 

“Gracias al apoyo de numerosas y generosas personas a la Fundación Irabia, el Colegio es capaz de dar una educación de calidad a todas las familias que lo desean. La Dirección y todos los profesionales del Centro intentamos corresponder a tanta generosidad dedicando todas nuestras energías para conseguir obtener el máximo rendimiento de las contribuciones de los donantes”.